El Diari Indultat, un periódico de editar y quemar - Asociación Profesional de Periodistas Valencianos